TE INTERESA


Volver al resumen

04/10/2021

El camino al mostrador, el técnico de farmacia guía al paciente

Todo empieza en el exterior
El cuidado de la imagen que comunica al paciente el escaparate de la farmacia es fundamental.

Pasos hacia el mostrador
Vamos a centrarnos una vez que el paciente ha entrado en la farmacia. Nuestra función es preparar un ambiente acorde con la imagen que ha percibido desde el exterior (marketing interno) y establecer una zona de paso óptima para crear o buscar nuevas necesidades del paciente mientras se dirige al mostrador.
Apóyate en 4 consejos:

1. Promociones atractivas a la vista
El miedo al hurto en ocasiones nos condiciona a la hora de preparar una buena bienvenida con productos de cierto valor y perdemos la oportunidad de que el paciente conozca que lo tenemos. Actúa frente a este problema usando vitrinas transparentes o solicitando al laboratorio merchandising con ficticios.
El caso contrario se da cuando queremos que desde la puerta se vean todas las promociones. Esta práctica causa en la visión del paciente una mancha que evita distinguir la imagen del producto individual, o la saturación de la palabra promoción o carteles mal hechos que no llaman su atención realmente. Prepara tus lineales de entrada con 2-3 productos relacionados con la misma familia, cambia la palabra promoción por un enunciado corto o una pregunta cerrada que despierte la necesidad hacia el producto, por ejemplo.

2. Posiciona “Testers” o herramientas con las que experimentar sensaciones
Si el volumen de pacientes hace que a menudo se formen colas en la farmacia, hay posibilidades de perder al paciente durante la espera. Es muy importante el saludo y el contacto visual para que sepa que eres consciente de su presencia.
Mientras espera, posiciona, normalmente a la izquierda, pequeños “stands” o mesas con producto a probar, como pueden ser perfumes, cosmética, o tablets con encuestas. De esta manera, el paciente experimentará sensaciones que recordará una vez esté fuera de la farmacia.

3. Presume de farmacia con lineales ordenados
Revisa todos los días los lineales, si puede ser 2 veces al día (dependiendo de la afluencia de pacientes). Un correcto orden de los lineales (sin huecos ni productos fuera de filas o columnas) y un ambiente aséptico y limpio transmite la sensación de que la farmacia respeta la calidad de su stock.

4. Ofrece información sanitaria
Cuando se acerca el momento de llegar al mostrador o el paciente ya está en él, prepara y afianza el mensaje que estableciste desde el exterior.
Los folletos son papel hasta que le das un valor. Utiliza dípticos con mensajes claros y ofrécelos en el momento adecuado, no a todos los pacientes. Colabora con campañas sanitarias sugiriendo apps y webs de ayuda, usa herramientas como un televisor con vídeos cortos o imágenes que sigan recordando al cliente por qué entró en la farmacia.
Uno de los criterios de evaluación dispuestos durante la formación como técnicos de farmacia es desarrollar el proceso de dispensación, no lo olvides.

Fuente: www.clubdelafarmacia.com



Volver al resumen