El Hospital Sanpau restablece el funcionamiento de los pacientes con cáncer y ofrece una alta calidad de vida a través de una intervención temprana. «¡Soy la de Antes!», dijo un paciente.

En el Hospital São Pau de Barcelona, se ha implementado con éxito una revolucionaria técnica quirúrgica para reconstruir la pared abdominal de pacientes sometidos a resección por cáncer. La intervención, considerada pionera a nivel mundial, se centra en la restauración estructural y funcional de los músculos afectados, marcando un hito en el campo de la cirugía reconstructiva.

Tradicionalmente, la reconstrucción abdominal se limitaba a una restauración estructural, lo que resultaba en la pérdida de músculos clave para los movimientos naturales.

En contraste, la nueva técnica utiliza músculos de la espalda o los isquiotibiales para recrear la función muscular perdida durante la resección del cáncer.
Manuel Fernández-Garrido, profesor asistente de cirugía plástica en São Pau, destaca que esta técnica permite la recuperación completa de la función muscular. La cirugía, que puede durar hasta 12 horas para pacientes con cáncer, requiere un periodo de reposo postoperatorio de 15 días, seguido de un uso continuado de un cinturón para sostener el abdomen durante 3 a 6 meses.

Si bien la técnica aún está en una fase inicial de implementación selectiva, representa un avance prometedor en la cirugía reconstructiva abdominal, abriendo nuevas perspectivas para pacientes anteriormente limitados en opciones de tratamiento.